G-JTT1K8EZHV

No es lo mismo querer estar delgada que querer adelgazar.

No es lo mismo querer tener la casa en orden que querer ordenar.

Cuando quieres estar delgada, inmediatamente dices “Quiero adelgazar, quiero quitarme estos 3 kilos que he puesto”. Nadie duda de tus intenciones, pero, ¿lo que deseas es pasar por un proceso de adelgazamiento, con su dieta, sus restricciones, etc?

¿O realmente lo que deseas es hacer “chas” y estar delgada?

El objetivo de ambos deseos es el mismo, la diferencia está en el proceso.

Muchas veces no vemos el camino completo que tenemos que recorrer. Sabemos lo que hay que hacer, más o menos, pero no nos hemos parado a mirar todos los pasos uno a uno, y, lo más importante, no hemos valorado si realmente estamos dispuestos a hacerlo. Creemos que sí porque queremos el resultado, pero no siempre hacemos ese ejercicio de consciencia antes de adquirir el compromiso.

Pues con el orden pasa algo parecido. No para todas las personas, pero sí para las que buscan el orden y nunca lo encuentran, o no están satisfechas con el nivel de orden que tienen.

Por tanto, conocer las reglas básicas del orden, o incluso todos los pasos detallados que hay que hacer, es primordial, pero asegúrate de conocerte a ti misma para saber cómo vas a transitar por ese proceso.

Ahora que ya conoces el camino, ¿cómo te ves en él? ¿Estás dispuesta a seguir adelante? ¡Perfecto!

Ahora que ya conoces el camino

  • ¿Cómo te ves en él?
  • ¿Estás dispuesta a seguir adelante?
  • ¡Perfecto!

Cuando comienzo un proceso de Orden y Organización, no comienzo dando las reglas básicas, ni diciendo cómo tiene que ordenar o qué tiene que hacer. Comenzamos haciendo una introspección. Hacemos coaching para que puedas conocerte a fondo, para que veas y compruebes tu manera de vivir el orden, lo que para ti significa, cuáles son tus necesidades, cuáles son tus gustos. Trabajamos para sacar a la luz tus puntos fuertes, aquello que se te da bien, que te sale solo, y qué otros aspectos te cuestan más y necesitas poner el foco en ellos, dedicarles más tiempo y más esfuerzo.

Y después comenzamos a ordenar, buscando las herramientas, las claves, los trucos que mejor funcionan para ti. Porque muchos funcionan para todo el mundo, pero no todos funcionan para todos. Sin embargo, ¡siempre hay una solución para cada caso!

Por eso es importante ser conscientes de lo que queremos y de qué estamos dispuestos a hacer. Y no se trata de sacrificio, todo lo contrario, se trata de elegir el camino más acorde a nosotros, a cada uno de nosotros. A veces creemos que con desear algo lo atraemos, pero hay que tener claro qué estamos deseando.

Porque, aunque tenemos mucho en común con nuestros amigos, ¿verdad que a la vez somos muy diferentes?

De la misma forma que no hay una dieta milagro que valga para todo el mundo, no hay un método estándar para todo el mundo. El mejor método será el tuyo propio, el que se adapte a ti, el que esté alineado con tus gustos, tus necesidades, tus prioridades. Y sólo encontrarás ese método si te conoces a fondo y diseñas tú misma tu camino. Yo puedo estar a tu lado para ayudarte en ambos procesos: en el de conocerte y en el de construir tu método de orden. Porque es lo que se me da bien hacer y es lo que está funcionando con todas las personas que han acudido a mí para esto.

Te animo a hacer una sesión de prueba conmigo:

  • Una sesión exprés de 15 minutos donde me expones tu caso concreto (por zoom)
  • Yo te envío de vuelta el informe con las pautas a seguir (por email, en un plazo de 24 horas)
  • Tñu decides si quieres que continuemos juntas, con mi apoyo y asesoramiento (varias sesiones periódicas por zoom) o si prefieres hacerlo sola.

Ahora tienes en oferta esta sesión de prueba por sólo 5€ (precio sin oferta: 20€). Pero hay más: si decides continuar, tendrás acceso al Proceso con un descuento especial del 30% ¿Te lo vas a perder?

Tanto si te animas a probar conmigo como si no, ¡te deseo un buen aprendizaje de autoconocimiento!

Un abrazo,

Virginia